MIEMBROS DE A.C.G. DE LA DIÓCESIS DE CANARIAS

MIEMBROS DE A.C.G. DE LA DIÓCESIS DE CANARIAS

sábado, 17 de enero de 2015


TALLER DE FORMACIÓN DE ACOMPAÑANTES DE ACCIÓN CATÓLICA GENERAL
 
3ª Sesión: El Estudio del Evangelio
Impartido por Marco Hernández
 
 Sábado, 17 de enero de 2015
 
 
 
Se comenzó la sesión dando Fernando Afonso la bienvenida a los presentes, y a continuación, con el rezo del Padre Nuestro, para hacer presente al Espíritu de Dios entre los asistentes.
 
Posteriormente, Marco Hernández, comenzó con el trabajo previsto para este día. Y lo hizo recordando el material que se había enviado por correo electrónico, como trabajo previo, para a continuación realizó la siguiente pregunta:
   
 
¿Qué es Estudio del Evangelio y para qué sirve?
 
 
 
 
 A lo que se contestó, de forma sintética, entre los presentes, lo siguiente:
 
-          Con el Estudio del Evangelio se intenta conocer la vida de Jesucristo desde este   mundo. Y lo que Él nos quiso transmitir.
-          Una forma particular de hacer presente a Jesucristo en la vida.
-          Encontrarnos cada vez que nos acercamos con la Palabra. Encuentro con Jesús.
-          Conocerle, profundizar en su vida, acercándolo a nuestra vida.
-          Llevar la Palabra de Jesús a nuestra vida, y conocerle, para llevarlo a nuestro entorno.
-          Profundizar el mensaje de Jesús, y este me ayuda a construir el Reino.
-          Acercarme de una forma más detenida, y saborearlo, de forma más profunda.
-          En la medida que nos relacionamos, el Estudio del Evangelio me va modelando en mi vida, en la medida que me voy acercando.
-          Leer la vida desde el Evangelio, y leer el evangelio desde la vida. Adentrarse en la Palabra. Conocer a Jesucristo. Conocer a los que están cercanos a Jesús, y a su realidad, que no era diferente a nosotros.
-          Es encontrar la Buena Noticia.


 

 
 
 Más tarde Marco cuestionó lo siguiente:
 ¿Cómo hacer Estudio del Evangelio?
 
A lo que se contestó:
-          Leyendo un texto.
-          Tomando un apartado, y viendo qué nos dice el evangelista.
-          Cuidar la dinámica y esquema de trabajo.
 
 
 
Después de comentar que existen varios métodos que sirven para estudiar el Evangelio, Marco, propuso el método de la Acción Católica, con los siguientes apartados:
  

1º Motivación, invitación, preámbulo…
 
2º Lectura del texto
 
3º Contemplación -  Reflexión
 
4º Puesta en común – Oración
 
5º Valoración – Evaluación
 
 
 
 
 
A continuación, se invitó a formar tres grupos de trabajo, en los que se iba a estudiar el siguiente texto del Evangelio:
 
 La ofrenda de la viuda, (Lc 21, 1-4).
 
 
 

 


 

 

 
 
 
 
Puesta en común de los grupos:
 
 
¿Qué hemos descubierto?
-          Cómo Jesús mira siempre la situación que tiene delante. Él ve al ser humano, y no se calla ante las injusticias.
      -          Descubres que te enriqueces compartiendo con otras personas.
 
 
 
 
 
¿Cómo nos sentimos?
 - Muy bien, nos hermanamos. Y esto favorece las ganas de formar grupo de vida.
 - Todo ello, porque hemos venido libremente, hemos trabajado y reflexionado juntos. Eso, en poco tiempo nos ha posibilitado descubrir algo que no sabíamos. El método, por eso, es importante, porque ayuda a descubrir.
- Descubrir que al reunirnos a estudiar el evangelio es nuevo todo, y te hace valorar lo que tienes.
- Nos creamos necesidades que no tenemos. A veces, a la hora de dar somos más egoístas, y no damos lo suficiente, y me lo gasto en algo que no necesito.
 
 
 
Lo trabajado nos ayuda a situarnos en lo vivido en la semana.
- Sí ha ayudado. Sobre todo desde las actitudes.
- Llevar el método nos ayuda a llevar el estilo de Jesús en el día a día. A veces son mejor los pequeños gestos, y nos ayuda a valorarlos más. Y lo trabajado nos invita a sanar de "nuestros demonios internos", nuestras limitaciones y oscuridades.
- El método vale y ayuda. Nos damos cuenta que es Jesús el que nos habla. Las palabras de Jesús nos ayudan.
 
 
 Valoración de lo trabajado:
- Este encuentro ha sido una oración constante, y el Espíritu ha actuado.
 -  De hoy recoge que hay que pararse, como Jesús, que se paraba. Para acercarse a un texto, hay que pararse.
- Todos tenemos una mochila a cuesta, en donde metemos toda nuestra vida (la familia, el trabajo, la parroquia, etc.), y para este tema, tenemos que quitarnos la mochila, dejarla a parte, si no, no se puede.
- Llevar el evangelio a la vida, y llevar la vida al evangelio.
- Ayer en su grupo de vida se hizo un estudio del evangelio. Los que lo coordinaron en el momento de la contemplación y reflexión, pusieron música serena, que ayudó a centrarse, y crear un mejor clima de oración. Otras veces se hace una meditación guiada, por ejemplo con un salmo, y luego una meditación guiada que parte del salmo.
 Se finalizó valorando entre todos que era oportuno mantener el calendario tal como se había programado de forma inicial, es decir, alternado cada mes las sesiones en sábados y la siguiente en viernes y así sucesivamente.
 
De esta forma, se emplazó a todos a la próxima sesión, que sería el viernes, 20 de febrero de 2015, en el que Luci y Ernesto impartirán el tema de La Revisión de Vida.
  
 
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario