MIEMBROS DE A.C.G. DE LA DIÓCESIS DE CANARIAS

MIEMBROS DE A.C.G. DE LA DIÓCESIS DE CANARIAS

viernes, 21 de septiembre de 2018

TESTIMONIO DE FE (FUERTEVENTURA)


TESTIMONIO DE FE (FUERTEVENTURA):


Hemos participado en un Encuentro con la Acción Católica General en Las Palmas. Nos gustaría compartirlo con todos. ¡¡¡¡¡Están esperando con los brazos abiertos a todos!!!!!



No tengo palabras para deciros cómo me siento... El haber compartido una misma Fe, un mismo Espíritu y tener el placer de sentir tan cerca el amor de Nuestro Señor... no sé cómo explicarlo, pero es genial.



Buenas tardes, estas pocas palabras son las que comuniqué a mis compañeras de catequesis. No sabría deciros más y os pasaré el mensaje que pasé a mi párroco Don Juan Carlos, porque era tanto gozo que sentía que no podía ni dormir...



Creo que hay veces, que... explicar los sentimientos se nos hace “un poco más bien bastante difícil”.  Pero el haber asistido a un Encuentro donde hay tanta diversidad de personas, de diferentes edades; diferentes experiencias de vida; diferentes colaboradores en las parroquias. Yo no sé... pero es tan enriquecedor estar conviviendo en Comunidad, donde lo único que compartimos es EL AMOR QUE TENEMOS A DIOS PADRE, A DIOS HIJO, A DIOS ESPÍRITU SANTO. Es tan inmenso sentirte una unidad con todos. Lo siento, no tengo cinco líneas para expresar lo que mi espíritu siente. Sólo sé que hablar o pensar en ese encuentro convivencia de ACG hace que se me llenen los ojos de lágrimas. El haber ido acompañada de unas grandes personas como Clemen tan servicial, como Paquita donde irradia un espíritu joven, y no puedo dejar de nombrar a Ana y a su niña, su dulzura. Estoy tan agradecida....



Para contestar por orden a vuestras preguntas. Fui al encuentro podría decir que “un poco bastante” desorientada, con mucha incertidumbre, porque aunque Fernando había comentado lo que se iba a hacer, yo no tenía ni idea del encuentro Acción Católica. Pensaba que iba a ser un encuentro como los que tenemos de los diferentes ministerios que hay en una parroquia. Sí es verdad que en el encuentro habíamos catequistas, personas que pertenecían al ministerio de la salud, otra a Manos Unidas, e incluso movimientos, como el Junior. Pero lo más que me llamó la atención era ver y oír a las personas que eran miembros de la ACG, porque hacían sentir a los demás su Espíritu. Tienen una fuerza que les empuja con fuerza a gritar como Fran el de Yepes. Ten serviciales, como Ana, Elena; y no digamos como  Fernando o como Carmina, (que pertenece a la Frater). La voz que transmitió Don Manuel el sacerdote consiliario con tanto Don de Sabiduría.  Otra cosa que me llamó  la atención... pues entre varias cosas la que más me llamó la atención fue la organización, tanta gente... la comida me encantó!!! Porque se pensó en la distribución el que no sobrara comida, el que todos quedarán satisfechos, y comida sencilla y casera. La delicadeza a la hora de servir.



Fue muy grato compartir tanto con hermanos de Espíritu que hay veces que se me llenan los ojos de lágrimas, y mirando al cielo digo con un nudo en la garganta: ¡¡¡¡¡GRACIAS!!!!!






TESTIMONIO DE LOLY (LANZAROTE)


TESTIMONIO    ENCUENTRO ACCION CATOLICA GENERAL.  TAFIRA. GRAN CANARIA.     JULIO  20-22.  DEL   2018



 Mi nombre  Loly de la Parroquia Ntra. Sra. Guadalupe. Teguise,  Lanzarote.

Yo,  ACG  justo hace un año que la conocí más de cerca,  me habían hablado de ello e incluso me hicieron llegar el material  que tienen para jóvenes. (Muy bueno).

Durante este pasado curso asistí al curso que dieron de  “Llamados a acompañar”  de dos sesiones, interesada en hacer este curso por lo poco que conocía de ellos y que me parecía que me iba a ser  un gran bien y mucho que aprender.

 Ahí se me informó  de este  Encuentro  al que vi muy interesante  y bueno para asistir, e incluso invité  a gente de aquí de Lanzarote.

Yo iba muy ilusionada  y entusiasmada porque había estado el año pasado en el Camino de Santiago  con ACG  y vi la forma de ser y hacer. Me gustó mucho su forma de  Evangelizar  de  que  los  encuentros sean desde el más pequeño al  más mayor de  las familias y Jesucristo en el centro de todos  y en todo momento, eso es digno de seguir y estar.

Fue muy intenso, se hicieron muchas cosas, en poco tiempo, hubo mucha creatividad tanto para niños jóvenes y adultos, tiempo de oración, reflexión, y en los grupos de adultos el compartir  testimonios e ideas, llegó mucho, hubo emoción  y  corazón.  

Me llamó la atención la unión, la buena acogida  que hubo por parte de todos, el gran corazón que vi  en la gente. El lugar muy adecuado, el buen servicio.  Me sentí muy cómoda.

Me marché del  Encuentro  con “buen sabor de boca”  por todo lo convivido y compartido, donde no conocías a  casi nadie y sin hablarnos solo con los gestos, una sonrisa,  ya en pocos momentos  éramos  una familia.   Toda la gente que allí estábamos  en ningún momento noté  un mal gesto, malas caras ni mal humor, estábamos todos muy a gusto con lo que allí se estaba haciendo y viviendo.

Así  que  llegué a casa cansada por todo lo que conlleva un viaje, pero con la maleta llena de Alegría, Gozo  y  Felicidad. Aún sigo en contacto  con algunas personas  que allí conocí,  así que todavía sigo viviendo el Encuentro.


TESTIMONIO DE MARTA



TESTIMONIO del “I Encuentro Canario de ACG y Laicos de Parroquia”.

Me llamo Marta, tengo 15 años y pertenezco al grupo de jóvenes de Acción Católica General de la Diócesis de Canarias. Los días 20,21 y 22 de Julio tuve la oportunidad y la suerte de poder vivir la experiencia y de compartir momentos muy positivos en el “I Encuentro Canario de ACG y Laicos de Parroquia”.

Desde que me enteré de que en verano iba a poder vivir este encuentro, empecé a tener unas expectativas sobre lo que podríamos trabajar en él. Al principio me parecía que iban a tratarse temas que ya se habían tratado anteriormente. Pero fue todo lo contrario. Desde el primer día sabía que este encuentro iba a ser único y especial. El reencuentro con nuestros compañeros y amigos de otros lugares, y el conocer a nuevas personas fue una de las cosas con las que principalmente me quedo.

A la hora de trabajar, me sorprendió bastante el método de trabajo “Ver, Juzgar y Actuar”, que creo que es una de las formas más adecuadas de poder reflexionar los temas en los grupos de vida. Por otro lado, el tema que trabajamos durante el fin de semana; La Misión, creo que es un tema muy importante para todo cristiano, para así poder trabajar en una “Iglesia en Salida”.

En definitiva, puedo decir que ha sido un encuentro muy divertido y muy enriquecedor a nivel espiritual donde sin duda me voy con la fe renovada y con la oportunidad de poder seguir trabajándolo y difundiéndolo en mi grupo y en mi parroquia. Sin lugar a dudas un encuentro para repetir. 



TESTIMONIO DE CAROLINA



TESTIMONIO DEL ENCUENTRO DE CAROLINA.

Me llamo Carolina y pertenezco desde mi niñez a la preciosa Parroquia de Santa Brígida, en las medianías de Gran Canaria.

Acudí al Encuentro de ACG celebrado del 20 al 22 de julio del 2018,  con deseo de profundizar en su temática, LA MISIÓN. He de confesar que previamente al mismo, para saciar el ansia por saber que me surgió sobre tan amplia materia, acudí al Evangelio según San Mateo, al capítulo 10, que está dirigido a los discípulos de entonces – siglo I d.C.- y los de ahora –siglo XXI d.C.-:  El evangelista usa unas Palabras de Jesús que crean continuidad entre el discipulado, Jesús y el Padre (Mt 10, 40): “Quien a ustedes recibe, a mí me recibe, y quien me recibe a mí, recibe a Aquel que me ha enviado”.  En este sentido, la organización de ACG me hizo experimentar esta hermosa frase de Jesús, en medio de una comunidad de cerca de 150  -y en ocasiones se sumaban más- hermanos en la fe, de las dos Diócesis -de Canarias y Nivariense-  y de la Península. Y como leí en el Evangelio, en el centro de todo, estaba el Padre. Sentí realmente en primera persona lo transmitido por  el Papa Francisco  que  “los discípulos misioneros acompañan a los discípulos misioneros”  (EG 173).

Por otro lado, en Mt 10,  leí que los discípulos de entonces tenían unos rasgos que les identificaban con Jesús, por ejemplo, carecían de lo material, sin mucha indumentaria o dependientes de otros para alimentarse: Y en este Encuentro de igual modo, lo material pasó a segundo plano, con poco,  se hizo mucho: Vivenciamos todos el milagro del compartir las tareas, los talleres, la comida, la asistencia sanitaria, o lo que fuese necesario.

De igual modo, en Mt 10 descubrí que a los discípulos se les presenta como continuadores de la evangelización, de la oración y también del destino de Jesús: En este sentido, en este Encuentro de ACG,  pude experimentar que dicha MISIÓN es una labor de todos: Adultos,  jóvenes y niños.  No fue fácil antes y tampoco lo es hoy en día. Pero en esos tres días de convivencia, en consenso determinamos que es importante caminar en comunidad, sentir que en nuestras dificultades somos escuchados y escuchar, pasando nuestra escucha por el corazón para que esta se pueda traducir en la vida.

Me marché muy optimista y lo sigo estando: Comprobé que puede haber comunión entre hermanos,  presidida por el encuentro con Cristo.  Desde ahí, podemos establecer la MISIÓN que Él nos encomendó y materializar lo que nos requiere el Papa Francisco: “La Iglesia en salida es la comunidad de discípulos misioneros que primerean, que se involucran, que acompañan, que fructifican y festejan” (EG 24).

Para concluir, destacar de este I Encuentro, que se va a dar continuidad a lo que allí se demandaba,  por ejemplo, seguir compartiendo la fe en grupo, para los jóvenes que así lo solicitaron.  En este sentido, me llamó la atención, que salimos del mismo con fechas para próximas asambleas  (13/10 Lanzarote-Fuerteventura y 27/10 en Gran Canaria). Con la ayuda del Padre, seguro que será el Primer Encuentro de muchos que vendrán. ¡¡GRACIAS ACG!!


TESTIMONIO DE ELENA


“LAICOS REILUSIONÁNDONOS PARA LA MISIÓN”.



Encuentro Canario de ACG y laicos de parroquias 

Del 20 al 22 de julio de 2018 se celebró en Canarias el encuentro de laicos de parroquias.



Ante todo, deseo empezar dando gracias al Señor, que nos hizo olvidar nuestras limitaciones, y que pensáramos en los pasos que había que ir dando. “¡Gracias Padre!, fue tal tu delicadeza que casi no nos dimos cuenta que nos llevabas de tu mano”. Todo se fue dando, el apoyo del Sr Obispo Francisco Cases y el Vicario General Hipólito Cabrera, José Antonio (responsable del centro de Pastoral), ante nuestras preguntas eran respondidas en forma de solución: “eso no es problema,…”. Cristóbal, Director del ISTIC, (Instituto Superior de Teología de las Islas Canarias), otro tanto de lo mismo. Los laicos de los grupos que acompañamos, más ilusionados que nosotros, prestando su colaboración para lo que hiciera falta. Gracias por colaborar con el Padre.

El viernes por la mañana se ultimó todo lo relativo a la organización y comenzó la acogida.

En el almuerzo, al llegar al comedor, y ver todo el espacio ocupado con alegría, bullicio, miradas ilusionadas que daban acogida al otro…, temblar de emoción fue mi respuesta.

Por la tarde, Paco Mira, presentador de un programa de la emisora de la radio diocesana, dirigió la apertura del Encuentro, y nos acompañaron hermanos de JOC, HOAC, FRATER, … También recibimos whatsapp de hermanos que nos animaban desde la oración. Mil gracias por estar.

Con la dinámica preparada por los jóvenes de nuestra Diócesis, pudimos con alegría visualizar en el mapa, los municipios de dónde procedíamos, y cómo todos quedábamos unidos con y para el Señor, con hilo rojo de afecto y espiritualidad.

Tras esto, comenzamos con los talleres, el Ver; y por la noche, la Vigilia de Oración, organizada por la Diócesis Nivariense, puso la guinda a un día de emociones y no parar.

El sábado amaneció con energías renovadas y con la colaboración de todos que continuamos participando y disfrutando de las diferentes y excelentes dinámicas elaboradas por la Comisión Permanente para los talleres, ahora con el Juzgar y el Actuar.

 Al atardecer, la celebración de la Eucaristía en Teror: era justo y necesario orar ante la madre, Virgen del Pino, dar gracias por la experiencia que estábamos viviendo, y pedirle que todo aquello no fuera sólo una experiencia de fin de semana, sino un comenzar a fortalecernos en ser creyentes coherentes, para ser mejores testigos y acrecentar su Iglesia, nuestra Iglesia. Estuvimos acompañados por la comunidad parroquial de Teror y se hicieron presentes familiares y amigos: adultos que acompañamos, Responsable diocesano de la Pastoral de Jóvenes y JOC.

En el Palacio Episcopal disfrutamos de la cena y posteriormente de la velada organizada con mucha ilusión por los jóvenes de la Diócesis Nivariense, consiguiendo animarnos a todos sin que la hora y la edad fuera un obstáculo.

El domingo, guiados por Cecilio Domínguez, compartimos las concreciones del Actuar, presentadas con mucho humor y creatividad, por parte de todos los grupos. Para finalizar, se hizo una breve valoración, a la espera de las aportaciones de todos los asistentes, y un vídeo resumen de todo el fin de semana. También se concretaron fechas para vernos, unos en septiembre, otros en octubre, y … seguir caminando.

Esto no ha hecho más que empezar.